Aprende con nosotros

Nuestro blog

Blog

Guía de Redacción para tu Blog y Errores a Evitar

Como redactor de un blog personal o comercial, seguramente te preocupas por entregar contenido de valor a tus lectores, además, con todos los lineamientos que exigen las plataformas digitales.

Para que tus artículos sean los mejores de la web, te daremos una lista de errores a evitar y una guía de redacción para tus artículos.

Estos son los 7 errores que debes evitar en la redacción de tus artículos.

1. La mala ortografía

¿Has escuchado esa frase que dice que escribir con mala ortografía es como hablar con mal aliento? Pues tiene razón. Los errores ortográficos (y también los gramaticales) automáticamente te quitan credibilidad en el mejor de los casos, y en los peores pueden volver a tus notas objeto de burla en la red. No necesariamente un experto en ciertos temas tiene la capacidad de escribir correctamente, por lo cual, si no te sientes seguro en este campo, busca un corrector de estilo que revise y pula tus textos antes de publicarlos.

2. Que el título no coincida con el artículo

Este error es más frecuente de lo que piensas. ¿Cuántas veces haz dado clic en un título llamativo solo para decepcionarte porque el desarrollo no es lo que esperabas? Más de las que recuerdas. Probablemente el redactor se desvió del tema principal, el texto no contiene la información increíble y exclusiva que promete o ésta aparece escueta. De cualquier manera, es una discordancia que tú no vas a cometer, ¿verdad?

3. Utilizar demasiado texto en bloque

El principio de una lectura cómoda y emocionante es la recompensa; en los libros, es dar vuelta a la hoja; en la red, al saltar de párrafo o terminar una sección. Para mantener al lector interesado, nada como los bullets, las listas numeradas, los subtítulos, las negritas y las imágenes intercaladas con el cuerpo del texto.

4. Economizar o abusar de la palabra clave

Los lectores necesitan saber de qué se trata tu artículo; los robots de búsqueda, también. Para ello es necesario que utilices tu palabra o término clave tantas veces como sea necesario tantas veces como sea necesario , pero sin hacer redundante el texto. Una práctica recomendable es usar tu keyword una vez por párrafo.

5. Olvidar los términos relacionados

Sin embargo, no debemos olvidar los sinónimos y términos relacionados. También conocidos como entidades entidades , le indican al robot el contexto de tu nota, mostrándola a los usuarios que hacen búsquedas similares. Respecto a la experiencia de usuario, harán que tu lenguaje varíe para no aburrirlo.

6. No incluir ligas internas y externas

Cada cual tiene una función diferente. Las ligas internas te ayudan a difundir dentro de la nota otros contenidos del blog o el sitio, información relacionada o productos y servicios; se utilizan para que el usuario permanezca navegando más tiempo en la página, lo que logra que, además de conocerte mejor, Google te dé mejor calificación. Por su parte, las ligas externas ofrecen referencias adicionales para consulta del lector y son ideales para citar fuentes de datos duros, como estadísticas. Ambas son parte de la optimización SEO y mantendrán interesados a tus lectores.

7. No ver la vista previa

Este último punto aplica para quienes además de redactar, son administradores de su propio contenido. Hay muchos puntos qué tomar en cuenta al momento de cargar una nota con sus imágenes y optimización SEO en una plataforma, y no pulsar el botón de vista previa evita que notes probables errores de alineación, espacios en blanco extras o aberraciones en los estilos. La gran ventaja de las publicaciones digitales es que son editables… pero no querrás que tus lectores lleguen en un momento inapropiado.

Ahora, ya que conoces los errores a evitar en la redacción para tus artículos, te vamos a dar la guía perfecta para redacción de blogs.

Guía de auténtica redacción para blogs

Como hemos comentado, los artículos de blog son instrumentos para ofrecer a los usuarios contenido de valor y así generar fidelidad a la marca, los blogs proliferan en la era del marketing digital y tienen innumerables beneficios

Es por eso que tenemos para ti una guía básica de auténtica redacción para blogs, y te aseguramos que al seguirla tus usuarios regresarán a leerte mucho más seguido.

1. Define los territorios de conversación

Antes de comenzar a redactar para tu blog empresarial (aunque muchos de estos tips también aplican para blogs personales) define los territorios de conversación, es decir, sobre qué temas escribirás. Éstos se determinan en la estrategia de marketing y están relacionados con los tópicos de interés de tu target. Revísalos cada año y elimina y agrega nuevos territorios según las preferencias que tus lectores muestren a través del tiempo.

2. Elabora una guía de estilo

Si piensas que elaborar una guía de estilo para tu blog es tiempo perdido, imagina qué pasaría si otro redactor tuviera que alimentarlo. Los lineamientos editoriales que establezcas no solo ayudarán a otros colaboradores a seguir el mismo estilo, sino que mantendrán la familiaridad de los usuarios con tu sitio. Una guía de estilo debe contener detalles como el tono, la manera de dirigirse al lector (tú, usted, ustedes, etc.), el tipo de conceptos que irán resaltados en negritas, el uso de las mayúsculas y la extensión mínima de los artículos. Tú mismo podrás recurrir a él en caso de duda y, de paso, ayudarás a tu corrector de estilo a hacer mejor su trabajo.

3. Aprende lo básico de redacción digital y SEO

Hay una gran diferencia entre escribir para medios impresos y digitales, y ésta radica en la interactividad. Un blog permite añadir hipervínculos, imágenes, formularios para comentarios y botones de compartir, entre otras muchas cosas que contribuyen a la experiencia del usuario: nunca debes olvidarlas al momento de escribir tus notas.

Al mismo tiempo, un redactor digital debe saber los principios de SEO principios de SEO (Search Engine Optimization), es decir, cómo funcionan los motores de búsqueda y qué hacer para que una publicación indexe en las primeras páginas de resultados. La extensión del artículo, densidad de palabras clave, entidades, links internos y externos, medida ideal de título y metadescripción (65 y 160 caracteres, respectivamente), longitud de slung y posición de keywords son conceptos inherentes a la creación de contenido para plataformas digitales, ya que se implementan al momento de la redacción.

4. Comienza por el título

Seguramente en la escuela te dijeron que primero debes escribir tu ensayo y luego titularlo, y esto es válido para casi cualquier texto, pero no para los artículos de blog. Hay dos razones sencillas para afirmarlo: la velocidad de publicación y el hecho de que el título marca la línea para el cuerpo. Después de todo, la frase que elijas será el gancho para atraer al lector, y más de una vez te inspirará a seguir escribiendo sin perder del vista el tema o término principal, es decir, sin divagar. Obviamente, el título debe contener la palabra clave que se repetirá varias veces a lo largo del artículo en la mayoría de los casos.

5. Desarrolla el tema sin redundar

Los mejores artículos de blog contienen entre 800 y 100 palabras, pero el estándar es de 400 a 600. La primera medida obedece al completo desarrollo de un tema de interés, pero la realidad es que el lector promedio no posee el tiempo ni la paciencia para leer durante más de 5 minutos seguidos en pantalla. Por supuesto, la extensión depende del tema que trates; no es igual un análisis de la economía mundial actual que un rumor sobre una celebridad, ni tienen el mismo tipo de público meta.

Si alguna vez tienes problemas para extender un artículo, piensa en todos los factores que intervienen (si te sirve, dibuja un diagrama) y ahonda en cada uno de los puntos. No solo desarrollarás mejor el texto, sino que le ofrecerás más información a los usuarios. Mientras redactas, no olvides usar todos términos relacionados pertinentes y prever donde colocarás ligas e imágenes.

6. Mantente actualizado

Nada como mantenerse informado para inyectar energía y actualidad a tu blog. Revisa las tendencias de la temporada, los temas de los que todo mundo habla (para buscar áreas de oportunidad y puntos de vista que nadie haya explorado), las noticias internacionales e incluso los trend topics de Twitter y sus memes, ya que estos últimos te ayudarán a aplicar las estructuras gramaticales de moda para atraer tráfico a tu blog. Una app que te mantendrá al día sin esfuerzo es Flipboard.

7. Sé constante

Nada construye más lealtad que la constancia. Establece una frecuencia de publicación y síguela sin importar lo que suceda, ya sea que programes tus notas o las redactes al momento. Para cumplir con este punto, te recomendamos hacer un calendario mensual de temas; para saber más sobre cómo elaborarlo haz clic aquí aquí

Tus lectores encontrarán algo nuevo cada vez que regresen, y si publicas contenido interesante y relacionado con tu marca, correrán la voz y pronto estarás escribiendo para una comunidad de seguidores.

3 formas infalibles de escribir mejores artículos para tu blog

Ya te dimos las pautas para una auténtica redacción para blogs, pero ahora sabrás cómo hacer artículos atractivos que vuelvan adictos a tus lectores.

Debemos comenzar por aclarar que un gran aliciente para compartir contenido en redes sociales es su presentación, así que, aunque no es necesariamente una de nuestras 3 formas de escribir mejores artículos para tu blog, toma en cuenta que el diseño del mismo es esencial para que el usuario se sienta cómodo leyendo y regrese pronto.

1. Usa un título atractivo

Tu nota depende de su título para atraer el clic del usuario, por lo que más vale usar una estructura llamativa que lo diferencie del resto de los contenidos en la red. Una excelente herramienta para obtener buenas ideas (y sus explicaciones) es el Content Idea Generator Content Idea Generator de Portent; solo tienes que introducir el término principal de tu tema, y después del primer enunciado, pulsar el símbolo de refresh para obtener nuevas propuestas. Encontrarás que comenzar tus títulos con números impares, decirle al usuario datos interesantes relacionados con él mismo y usar la palabra “cómo” ayuda increíblemente a llamar más la atención. Aunque esta página está en inglés, sin duda será una fuente de inspiración.

2. ¡Hazlo divertido!

Los artículos de blog no necesariamente deben ser bloques y bloques y texto serio y analítico. Siempre que puedas, y si el tono de la marca lo permite, introduce comentarios que hagan sentir tu comunicación más humana, como experiencias personales o pequeños gags. Además, no olvides la interactividad. De vez en cuando, ofrece a los usuarios un momento de diversión a través de un juego o la posibilidad de ganar algo (lo que también te ayudará a aumentar tu base de datos); también puedes añadir una sección de tests donde los usuarios puedan pasar el tiempo; para generarlos, puedes usar Qzzr. La intención es darle a tus lectores momentos de esparcimiento que mejoren su día, ya que así pasarán más minutos (quizá horas completas) en tu página y esto a su vez aumentará tu calificación SEO.

3. Complementa con imágenes

Simplemente no te puedes dar el lujo de publicar un artículo sin imágenes, y entre más sean y más calidad tengan, mejor. Por ejemplo, son indispensables en el caso de los tutoriales y las reseñas de moda, pero se agradecen en cualquier tipo de tema porque su función no es solo la de ilustrar el texto, sino que hacen más atractiva la compartición en redes sociales, como Facebook y Pinterest, que tomarán el thumbnail para mostrar la liga a tu nota. Lo más recomendable para obtener gráficos de buena calidad es contratar un servicio de stock, tal como Shutterstock Shutterstock , pero incluso si no puedes invertir ahora en este recurso, puedes recurrir a un servicio como el de Death to the Stock Photo, que cada mes envía a sus suscriptores un paquete de imágenes en alta resolución listas para usar.

Como lo habrás notado, hacer mejores notas de blog consiste no solo en redactar bien, sino en cuidar el aspecto visual e interactivo de tus publicaciones, que son las bases de la comunicación digital e iluminarán el camino para los lectores que estás buscando.