Aprende con nosotros

Nuestro blog

Blog

El poder de la presentación corporativa para cerrar ventas

Una presentación corporativa ocurre cuando una empresa pretende formar una alianza comercial con otra, por ejemplo durante una expansión o un pitching.

Se trata de presentar a la compañía como la solución que sus probables socios estaban esperando, y es una pieza clave para cerrar ventas, estrechar manos y salir de la reunión con noticias satisfactorias para el equipo.

Suena simple, pero no lo es.

Un presentación corporativa es una técnica de marketing que debe reunir todas las características para convencer a nuestros clientes, desde la personalidad del speaker hasta la calidad del material que presentas para apoyar tu exposición.

¿Cuáles son los puntos que no debes olvidar cuando se trata de vender?

No vendas productos, vende confianza.

El poder de una presentación corporativa radica en el impacto emocional que provoca en los espectadores.

Es muy distinto comenzar anunciando tus servicios a presentar el lado humano de tu empresa, sus valores y ventajas; es mucho más probable que la audiencia se predisponga positivamente a escuchar más sobre lo que intentas vender si comienzas con la segunda.

Concéntrate en el mensaje.

¿Cuál es el mensaje que quieres enviar con tu presentación?

Debe ser lo que deseas que el espectador recuerde, algo que lo convenza de aliarse contigo.

Un consejo importante es que el mensaje debe variar según el prospecto: cada posible cliente busca algo específico en tu compañía, así que investiga un poco y encárgate de dárselo.

Elige al speaker adecuado.

El creador de la estrategia no siempre es el más indicado para hacer una presentación corporativa; puede ser que conozca perfectamente el negocio, pero deteste hablar el público o simplemente no inspire el sentimiento que buscas.

Para presentar a tu empresa, elige un orador experto en mercadotecnia que se desenvuelva bien en público, inspire confianza, trasmita el mensaje adecuado con su lenguaje corporal y haga sentir a la audiencia que está siendo escuchada.

Apóyate con material gráfico.

Las imágenes son el anzuelo, sobre todo si van acompañadas con textos breves que concentren la idea que quieres expresar.

Haz una presentación visual atractiva y dinámica que apoye a la exposición, pero si planeas dejar material impreso, no te atrevas a usar el archivo del Power Point que usaste como apoyo.

Un brochure debe contener información adicional, ya que cuando otros lo revisen, tú no estarás allí para complementar las imágenes.

Sobre todo, recuerda que una presentación corporativa es la mejor oportunidad que tienes para demostrar que puedes innovar y diferenciarte así de los otros proveedores.

No dudes en pedir ayuda a tu equipo para maximizar la creatividad, el valor más importante al momento de conseguir un nuevo aliado.

Compártelo