Aprende con nosotros

Nuestro blog

Inbound Marketing, la estrategia de ventas más rentable

La buena mercadotecnia digital va mucho más allá de solo promocionar un producto o servicio en un sitio web. Se trata de toda una planeación encaminada a llegar a nuevos clientes, atraerlos y fidelizarlos, un proceso que puede tomar tiempo, pero tiene grandes recompensas.

Si la pregunta es ¿cómo conseguir consumidores fieles y felices? el Inbound Marketing es la respuesta.

También llamada Mercadotecnia de Atracción, es una técnica poco usada en México que ha demostrado ser eficiente para todo tipo de mercados. Consiste en crear contenido valioso para los usuarios del sector que se pretende alcanzar, es decir, ofrecer algo sin antes recibir algo a cambio… Sin embargo, los beneficios a largo plazo se traducen en mayores ganancias.

Esta sencilla estrategia eleva la percepción de valor agregado de la marca, y hay cuatro pasos básicos a seguir para implementarla correctamente:

1. Atraer.

Se trata de localizar a aquellos consumidores ideales, quienes comparten la identidad de nuestra marca y requieren de nuestros productos para cubrir sus necesidades. La idea es producir contenido interesante, relacionado al giro de la marca, que aporte algo a la vida del usuario, por ejemplo, que lo ayude a adquirir una habilidad o lo informe, algo que busca la mayoría de las personas que navega en Internet. El contenido puede ser difundido a través de blogs, redes sociales y con una correcta estrategia de optimización para buscadores (SEO por sus siglas en inglés) lograr ubicarlo en una mejor posición dentro de los primeros resultados de búsqueda.

2. Capturar.

Este paso implica recopilar los datos de contacto de los usuarios que conocieron la marca gracias al contenido. Los descargables y las promociones que impliquen llenar un breve formulario de datos, o la subscripción a un boletín de noticias, son los mejores aliados para cumplir la misión.

3. Cerrar el trato.

Una vez que se han recabado los datos de los usuarios y sus intereses, es hora de anunciar la marca con bombo y platillo. Ahora que los seguidores conocen la personalidad de la empresa y se han identificado con ella, es mucho más fácil que adquieran sus productos. Es posible convertir a los usuarios en clientes enviándoles anuncios de ofertas, promociones, noticias y nuevos lanzamientos.

4. Dar seguimiento.

Es posible que los clientes se vuelvan frecuentes si se sienten acompañados por la marca. Una excelente opción para brindar esta sensación es abrir una línea de atención a cliente para monitorear su satisfacción, quejas y sugerencias. No se debe olvidar la generación continua de contenido, ya que hará que clientes asiduos y potenciales sigan recurriendo a la marca.

 

Aunque el Inbound Marketing es un proceso a mediano o largo plazo, además de que implica cierta inversión, los resultados bien valen la aventura. Al ganar la confianza del cliente, éste seguramente recomendará la marca a sus conocidos, y en el mundo de la mercadotecnia es bien sabido que no hay mejor publicidad que la de boca en boca.